Para niños con asma mayores de 5 años y adultos

Las personas con asma pueden medir su función pulmonar en cualquier momento. Es algo parecido a lo que hacen los diabéticos para conocer el nivel de glucosa o las personas con tensión arterial alta (hipertensión) para medir su tensión arterial.

El dispositivo que se utiliza para esto se llama medidor de soplido, medidor portátil de función pulmonar, medidor de flujo espiratorio máximo y medidor de pico flujo. Aunque quizá es más conocido por su denominación inglesa como Peak Flow Meter.

Todavía es poco utilizado en nuestro país. No obstante este dispositivo se puede evaluar el estado de los bronquios en cualquier lugar (en casa, al hacer deporte, por la noche, en la escuela, etc.).

¿Cómo usar el medidor portátil de función pulmonar?

Hay que soplar con la máxima fuerza por la boquilla. El aire empuja un resorte que desplaza un indicador que marca la “fuerza del soplido”. Hay que repetir 3 veces el soplido y apuntar el más alto en la hoja de autoregistro.

Se suelen realizar 2 mediciones al día: por la mañana recién levantado y cada noche antes de acostarse, siempre antes de tomar cualquier medicación inhalada. Si el asma es intermitente, la medición se debe realizar en aquellos periodos en los que el paciente note los síntomas (por infecciones respiratorias, o por esfuerzo, o en primavera, etc.). Cuando el asma es persistente puede registrar el soplido a diario.

Elaborar un autoregistro de función pulmonar es fundamental, para el propio conocimiento y para mostrárselas a los profesionales de la salud. Es muy conveniente añadir al autoregistro de soplido el de los de síntomas y medicamentos utilizados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe nuestros contenidos sobre asma en tu email.

¡Ya estás suscrito!