Cada tipo de inhalador precisa una técnica de inhalación diferente, que hay que entrenar y aprender correctamente.

Muchas personas creen que utilizan sus inhaladores de forma adecuada, pero no siempre es así. Según diferentes estudios, la inmensa mayoría de los niños y adultos con asma no los usan bien, aunque ellos lo desconozcan.

Es fundamental confirmar que se usan adecuadamente los dispositivos de inhalación para garantizar que la medicación llegue al árbol bronquial. Muchos niños comienzan a controlar bien el asma simplemente con cambiar de dispositivo de inhalación o con aprender a usar correctamente el que tienen.

La utilización los dispositivos de inhalación consta de 5 fases:

  • Preparación del dispositivo
  • Vaciar el pulmón de aire o exhalación
  • Inhalar el aire con el dispositivo activado
  • Retener la inspiración unos 10 segundos
  • Exhalar y enjuagarse la boca en el caso de usar los inhaladores que contengan corticoides inhalados

La fase más variable es la inicial, ya que la preparación del dispositivo, cambia mucho de unos sistemas a otros.

Las guías recomiendan realizar demostraciones, facilitar instrucciones con ilustraciones y pedir a los pacientes que muestren su técnica de inhalación en cada revisión periódica.

Existen también muchos recursos en internet en forma de vídeos, sitios web de asociaciones, de sociedades científicas y organizaciones sanitarias con información contrastada y de calidad.

Recuerde, resulta imprescindible cerciorarse de que utiliza correctamente los dispositivos. Para ello pregunte cualquier duda a su médico, enfermera o farmacéutico. O bien revise los vídeos sobre el uso adecuado de cada dispositivo que existen en internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe nuestros contenidos sobre asma en tu email.

¡Ya estás suscrito!