Las crisis de asma son un desafío para el que hay que estar preparados previamente.

Suelen ocurrir cuando los síntomas empeoran durante un varios días. En ocasiones, ocurren de forma rápida, en pocas horas. Excepcionalmente ocurren de repente.

Pueden producirse por aumento de la inflamación bronquial, incluso cuando alguien está tomando su medicación y trate de evitar  los desencadenantes identificados de su asma.

Ya sabeis “el asma es como el fuego: cuanto antes se apague mejor“. Si una persona tiene una crisis de asma o se sospecha que pueda tenerla, se deben tomar medidas inmediatas.

¿Cómo se trata de una crisis de asma?

En primer lugar, hay que saber reconocerla los signos de alarma lo antes posible. Los síntomas que indican crisis de asma suelen ser uno o varios de los siguientes:

  • Tos
  • Respiración entrecortada
  • Dificultad para respirar
  • Sensación de presión en el pecho
  • Tener que respirar para terminar una frase
  • Tener que parar para caminar, dormir o comer
  • Labios poniéndose azulados

Si se trata de una crisis de asma, ser pueden realizar 5 pasos:

  • PARAR la actividad, sentarse y mantener la calma
  • Tomar dos inhalaciones del BRONCODILATADOR DE ALIVIO O RESCATE (salbutamol o ventolín) de una en una, a ser posible con cámara de inhalación, ya que consigue que llegue más medicación al pulmón que cuando se utiliza el inhalador directamente en la boca.
  • RESPIRAR de forma lenta y profunda.
  • Si no hay mejoría, tomar MÁS INHALACIONES DEL BRONCODILATADOR DE ALIVIO. Se pueden repetir las dosis pocos minutos después
  • Llamar al 112 si los síntomas no mejoran después de diez minutos. Repetir el paso 4 si una ambulancia no llega en pocos minutos.

(Si está utilizando una pauta de inhalador único con una combinación de formoterol y corticoide inhalado también puede utilizar este inhalador como tratamiento de choque, según le indicó su médico).

Durante un ataque de asma

  • Usar un espaciador siempre que sea es posible
  • No dejar sola a la persona
  • No preocuparse demasiado por dar demasiadas inhalaciones adicionales del inhalador de alivio, ya que son muy seguros
  • Evitar el traslado en el propio coche salvo que no sea posible un traslado rápido en ambulancia.

Las guías de manejo clínico del asma indican que todas las personas con asma tendrían que tener un PLAN DE ACCIÓN que incluya los medicamentos de mantenimiento y los que hay a aumentar en caso de crisis.

Es fundamental también que además de utilizar broncodilatadores de alivio, incrementar el tratamiento que controla la inflamación, para “apagar” lo antes posible el fuego de los bronquios.

[maxbutton id=”2″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe nuestros contenidos sobre asma en tu email.

¡Ya estás suscrito!