En este capítulo se revisará la importancia de tener un Plan de Acción de autocuidados para prevenir las crisis, en el que los padres sepan que medicamentos utilizar y a que dosis, para frenar las crisis de asma y mantener el asma bajo control.

El Plan de Acción contiene una serie de instrucciones por escrito de forma particularizada para cada niño. Su objetivo es el tratamiento precoz del agravamiento del asma para lograr su remisión a la mayor brevedad.

El facultativo indica en el Plan de Acción los medicamentos que se pueden ir incorporando de forma progresiva, dependiendo de la gravedad de la inflamación y los síntomas del niño.

Hay que recordar de nuevo que el asma es como el fuego, cuanto antes se apague mejor. Por esto es tan necesario actuar de forma rápida, gracias a un Plan de Acción para prevenir las crisis, consensuado entre los padres y el médico.

El Método Colaborativo está basado en el manejo del asma mediante la responsabilidad compartida entre pacientes y profesionales de la salud.

Los padres o cuidadores del niño se hacen corresponsables del tratamiento y adquieren una mayor autonomía para controlar su enfermedad, al intervenir precozmente para prevenir las crisis.

El Plan debe contemplar dos partes, el tratamiento habitual en situaciones de buen control y aquél que se debe instaurar precozmente en situaciones de crisis.

Los Planes de Acción contienen también información sobre indicadores para reconocer el mal control del asma y cómo solicitar ayuda médica urgente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe nuestros contenidos sobre asma en tu email.

¡Ya estás suscrito!