¡Apagar el fuego de los bronquios!

Hace muchos años comprobé que una de las estrategias más efectivas para prevenir las crisis de asma es “apagar el fuego en los bronquios lo antes posible“. En otras palabras, aumentar la dosis de antinflamatorios bronquiales inhalalados lo antes posible, cuando está comenzando la crisis, además del salbutamol. Cuando el peligro haya pasado, se vuelven a bajar las dosis hasta el nivel previo.

Ahora en Gran Bretaña han publicado que están realizando de un estudio para evaluar la eficacia de cuadriplicar las dosis de corticoides inhalados (durante 14 días) cuando los pacientes detecten los primeros síntomas del asma o bajadas significativas en la función pulmonar, según el medidor de soplido (peak flow meter).

El asma es una de las enfermedades crónicas más comunes en el Reino Unido. Ocasiona una considerable morbilidad y representa un gran componente del gasto de los servicios de salud.

¡No tengo la menor duda de que los resultados serán muy positivos!

El estudio se ha denominado FAST (FourFold Asthma Study). Se trata de un ensayo clínico aleatorio con grupo control, que pretende evaluar los resultados de multiplicar por cuatro la dosis de corticoides inhalados temporalmente, para prevenir las exacerbaciones del asma. La varialbe principal del resultado es el tiempo hasta la primera exacerbación del asma, definida como la necesidad de un ciclo de corticosteroides sistémicos y/o de solicitar visitas no programadas a la consulta médica. El tamaño estimado de la muestra es de 1800 participantes. El primer participante se asignó al azar el 17 de mayo de 2013 y el reclutamiento se cerrará el 31 de enero 2016. El sequimiento de los participantes será de 6 y 12 meses, pudiendo adelantar la consulta con visitas adicionales si el control del asma se deteriora. Además, proporcionará pruebas de alta calidad para informar la toma de decisiones clínicas sobre la función del plan de autocuidado del asma. El estudio FAST es independiente de la industria farmaceútica y ha sido priorizado por el Instituto Nacional para la Investigación de la Salud (NHIR) del Reino Unido.

El estudio FAST incluye además el uso generalizado de un Plan de Acción Escrito, diseñado para fomentar la monitorización de la enfermedad y la intervención precoz, para reducir las exacerbaciones. Por desgracia, a la mayoría de los pacientes en Gran Bretaña tampoco se les suelen proporcionar planes de acción, al igual que ocurre en España.

DESCARGAR ARTÍCULO

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe nuestros contenidos sobre asma en tu email.

¡Ya estás suscrito!