Paciente con asma infantilUn paciente con asma infantil como un bebé o un niño pequeño no puede describir cómo se siente, por tanto es fundamental reconocer los síntomas que producen los procesos de inflamación bronquial.

El asma se diagnostica normalmente con la historia clínica, la exploración física y una prueba de función pulmonar, llamada espirometría, que mide el flujo de entrada y salida de aire en los pulmones. Los niños que están en edad preescolar o menores no son capaces de realizar correctamente la espirometría. Los signos y síntomas más comunes del paciente con asma infantil son:

  • tos intermitente y recurrente
  • ruidos torácicos como silbidos (sibilancias)
  • dificultad para respirar
  • congestión del pecho o sensación de opresión
  • dolor en el pecho, sobre todo en los niños más pequeños
  • tiraje

Otros signos y síntomas del paciente con asma infantil incluyen:

  • problemas para dormir causados por dificultad respiratoria, tos o sibilancias
  • ataques de tos o sibilancias que empeoran con las infecciones respiratorias, como resfriados o gripe
  • dificultad para respirar que puede limitar las actividades habituales, como ejercicio, llorar, reír, gritar o fuertes reacciones emocionales
  • cansancio, que además puede ser causado por la falta de sueño

Los signos y síntomas del asma varían de un niño a otro y pueden empeorar o mejorar con el tiempo.

El niño puede tener sólo un signo o síntoma, como tos persistente o congestión del pecho. El diagnóstico de si un niño menor de 4 años tiene asma puede ser difícil, ya que no todos los niños con sibilancias tienen asma.

Los primeros síntomas de asma en los niños pequeños suelen ser sibilancias recurrentes provocadas por virus respiratorios. A medida que los niños crecen, el asma asociada con alergia respiratoria es el más común.

Paciente con asma infantil: cuándo consultar al médico

Si se sospecha que el niño puede tener sibilancias o asma deberá llevarlo al pediatra tan pronto como sea posible. El tratamiento temprano no sólo ayudará a mejorar los síntomas, sino también puede prevenir las crisis de asma.

Si el niño es diagnosticado de asma, puede ayudar enormemente la elaboración de un Plan de acción para que padres y otros cuidadores controlen los síntomas y saber qué hacer en caso de que se produzca una crisis de asma.

[maxbutton id=”2″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe nuestros contenidos sobre asma en tu email.

¡Ya estás suscrito!