Asma infantil

  • ¿Tiene el niño episodios de tos, dificultad respiratoria y tiraje con frecuencia?

  • ¿Estos procesos disminuyen la calidad de vida del paciente y sus cuidadores?

Si es así, continúe leyendo, ya que el método “Escuela de asma” le puede ayudar a disminuir el impacto negativo de esta enfermedad.

Broncospasmo, hiperreactividad bronquial, bronquitis, bronquitis asmática, sibilancias, asma, etc. son denominaciones que se usan mucho en niños menores de 5 años. Aunque tienen ciertas diferencias, se usan para referirse al fenómeno de la inflamación bronquial, ya que la palabra asma puede asustar a quienes no estén familiarizados con ellas. Tener asma no significa que no se pueda curar, aunque tampoco que vaya a empeorar la función de los pulmones de forma permanente. De hecho el asma en menores de 5 años, tiene generalmente un buen pronóstico.

El broncospasmo en lactantes y preescolares tiene unas características particulares con respecto a los episodios de inflamación bronquial en otras edades.

Eso no quiere decir que no se puedan encontrar tratamientos que permitan que el niño deje de tener que acudir a urgencias, ni pasar malas noches o necesitar altas dosis de Ventolín (salbutamol) para lograr el control de la enfermedad.

Se puede hacer mucho para mejorar la calidad de vida de estos niños. Es decir, que puedan descansar bien por la noche, correr, dormir sin tener tos, pitos, etc.

Hoy existen tratamientos seguros, de manera que si se utilizasen de forma adecuada, la mayoría de los niños tendría la enfermedad bajo control.

El importante que los padres estén entrenados de una serie de habilidades de manejo de la enfermedad, que incluyen:

  • Saber las ventajas y desventajas de los diferentes tratamientos
  • Utilizar de forma adecuada los dispositivos de inhalación para cada edad
  • Utilizar un Plan de Acción Personalizado de Tratamiento para mantener bajo control el asma del niño y prevenir los empeoramientos o crisis
  • Conocer la importancia del concepto de inflamación bronquial y cómo influye en los tratamientos

La causa más frecuente de broncospasmo en los primeros años de vida son las infecciones respiratorias que afectan a los bronquios. No se puede impedir que el niño tenga infecciones, pero sí se puede actuar para que no sean obstáculo a que el niño realice vida normal.

Cuanto más pequeños son los niños, menor es el diámetro de sus bronquios, y por eso la inflamación les produce obstrucción con más frecuencia que a los mayores. Esto influye en el diagnóstico, evolución y tratamiento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies