Broncoespasmo, hiperreactividad bronquial, bronquitis, bronquitis asmática, sibilancias, asma, … son denominaciones que se usan mucho en niños menores de 5 años. Aunque tienen ciertas diferencias, se usan para referirse al fenómeno de la inflamación bronquial. Sin embargo las Guías de Practica Clínica prefieren hablar de asma.

La palabra asma puede asustar a quienes no estén familiarizados. Sin embargo, el pronóstico en los niños es bueno. En gran parte de los casos mejora o desaparece del todo en pocos años. Tener asma no significa que no se pueda curar, ni que vaya a empeorar la función de los pulmones de forma permanente.

Hoy día los médicos nos basamos en una serie de Guías Clínicas elaboradas por expertos. Existen numerosas guías nacionales y internaciones para manejar el asma. Todas coinciden en que hoy existen tratamientos seguros, de manera que si se utilizasen de forma adecuada, la mayoría de los niños tendría la enfermedad bajo control. Es decir, podrían hacer vida normal, descansar bien por la noche, correr o hacer esfuerzos, reír, dormir sin tener tos, pitos, etc.

Para ello es importante que los padres o cuidadores, estén entrenados en habilidades de manejo del asma infanil para prevenir y controlar las crisis de asma.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe nuestros contenidos sobre asma en tu email.

¡Ya estás suscrito!