Comunicación premiada en el 30 Congreso de la SEAIC

Presentada por E. Martín Sopeña del Hospital Infanta Elena en Madrid

Desde Escuela de Asma insistimos continuamente en que los errores en el uso de los inhaladores en la infancia es una de las causas más frecuentes de mal control del asma. Esto ocasiona innecesarias visitas a urgencias y hospitalizaciones.

Del estudio “Errores críticos en la utilización de los dispositivos de inhalación en función de la edad en la población pediátrica” son autores Martín Sopeña E, Amaro Gómez B, Barrios Carrilero T, Seoane Rodríguez M, Blanco Bermejo S y Ruiz Hornillos J. Este concluye que Instruir en la técnica cámara-boca a mayores de 4 años ha demostrado una correcta utilización en casi todos los pacientes y que resulta fundamental comprobar la técnica antes de prescribir un inhalador.

Objetivos/Introducción

Adiestrar a la familia y al niño con asma en la adquisición de la técnica inhalatoria, son puntos clave recomendados en la educación del asma. No existen métodos validados que aseguren que inhalador es el más adecuado para cada paciente según el rango etario. El objetivo es conocer los errores más frecuentes en nuestra población pediátrica con el fin de establecer una recomendación del dispositivo de inhalación que mejor se adapta a cada edad.

Material y métodos

Estudio observacional, descriptivo y prospectivo. Se evaluó la técnica de inhalación de 49 niños con edades comprendidas entre 3 y 14 años; media 8,14 años; 63,2% varones. Se registraron errores críticos que se produjeron previos y posteriores a la realización de educación sanitaria (ES) en cada uno de los dispositivos de inhalación recomendados.

Resultados

El 66% de los menores de 4 años utilizan el inhalador de cartucho presurizado con cámara y mascarilla (ICM) sin cometer errores críticos, tras ES realizan correctamente la técnica cámara-boca, recomendándose finalmente esta opción. El sellado de la mascarilla es el error crítico fundamental. Casi el 40% de los pacientes entre 4 y 6 años no realiza correctamente ICM previa a ES. Tras ES: 92,4% realiza sin errores la técnica cámara-boca; 7,6% realizan correctamente MDI y TH. El 33% de los pacientes entre 7 y 14 años usaban TH, un 25% lo realizaban correctamente, el 87,5% no comenten errores tras ES. El 33% utilizaban MDI, de ellos el 12,5% lo hacían correctamente. El 45,8% no comenten errores en ningún dispositivo tras ES. El 57,5% de los niños menores de 14 años comenten almenos un error crítico en el uso del dispositivo.

Conclusión

Instruir en la técnica cámara-boca a mayores de 4 años ha demostrado una correcta utilización en casi todos los pacientes. Resulta fundamental comprobar la técnica antes de prescribir un inhalador

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe nuestros contenidos sobre asma en tu email.

¡Ya estás suscrito!