El uso de un programa de educación en asma para pacientes con asma no controlada mejoró significativamente los resultados clínicos después de 3 meses, según los resultados del Estudio PROMETEO.

Adultos con asmaVicente Plaza, MD, PhD, del departamento de medicina respiratoria en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, ​​España lideró un equipo de investigadores que evaluaron 230 pacientes con asma leve a moderada no controlada.

Los investigadores asignaron aleatoriamente los pacientes a tres grupos:

  • un grupo recibió un programa de educación sobre el asma que consistió en cuatro sesiones cara a cara. Las sesiones se llevan a cabo en intervalos de 3 meses. Durante las reuniones, los pacientes recibieron capacitación técnica de inhalación y un plan de acción personalizado
  • otro grupo recibió atención clínica habitual
  • el tercer grupo recibió un programa educativo estándar fueron considerados el grupo “gold standard

Mejora significativa

Los investigadores reportaron una mejoría significativa en las puntuaciones de la prueba de control del asma en los pacientes en los tres grupos (p <0,001); sin embargo, las mejoras fueron significativamente mayores en los grupos estándar educación y “gold standar” (P = 0,042).

Los investigadores observaron un menor número de exacerbaciones de medias en el grupo de educación (1,2 ± 2,02) y el grupo “gold standar” (0,56 ± 1,5) que en el grupo de atención habitual (2,04 ± 2,72).

También encontraron mejoras significativas en el cuestionario de calidad de vida en el grupo de educación (0,95 ± 1,04) y en el grupo estándar de oro (0,89 ± 0,84) con respecto al grupo de tratamiento habitual (0,52 ± 0,97)

[maxbutton id=”2″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe nuestros contenidos sobre asma en tu email.

¡Ya estás suscrito!