Entre 5 y 12 añosLas personas con asma pueden medir su función pulmonar en cualquier momento. Es algo parecido a lo que hacen los diabéticos para conocer el nivel de glucosa o las personas con tensión arterial alta (hipertensión) para medir su tensión arterial.

El dispositivo que se utiliza para saber la función pulmonar, se llama Medidor de Flujo Espiratorio Máximo (también conocido como Peak Flow Meter). Todavía es poco utilizado en nuestro país.

Con este dispositivo pueden evaluar el estado de los bronquios en cada momento. Así el paciente es capaz de incrementar el tratamiento en los momentos iniciales, para así controlar su episodio de asma sin tener que acudir a urgencia, utilizar corticoides orales o inyectables, etc (recuerde que “el asma es como el fuego, cuanto antes se apague mejor“).

Disponer de dicha medida o mejor aún, de una serie de ellas registradas a través del tiempo, ayuda a::

  • Detectar si los bronquios están bien y no necesita tratamiento
  • Detectar el comienzo de las crisis, para aumentar la medicación y evitar la crisis
  • Saber si está mejorando o no y obrar en consecuencia
  • Saber cuándo acudir al médico, Servicios de Urgencia, etc.

¿Cómo medir el PF?

Hay que “soplar con la máxima fuerza” por la boquilla. El aire empuja un resorte que desplaza un indicador que marca la “fuerza del soplido”. Hay que repetir 3 veces la maniobra y apuntar la mejor lectura (la más alta).

Se suelen realizar dos mediciones al día: por la mañana recién levantado y cada noche al acostarse, siempre antes de tomar cualquier medicación inhalada. Si el asma es intermitente la medición se debe realizar en aquellos periodos en los que el paciente note los síntomas (con las infecciones respiratorias, con el esfuerzo, en primavera, etc.)

Apuntar las medidas en hojas es fundamental, para el propio conocimiento y para mostrárselo al médico o enfermero. Es muy conveniente combinar el registro de PF con el registro de síntomas y medicación.

Si el PF obtenido se compara con la “mejor marca personal” (MMP) o con el “valor teórico” (VT) nos encontraremos en una de las siguientes zonas de colores del semáforo:

  • Verde (80-100% de MMP o VT): significa que todo va bien
  • Amarillo (60-80% de MMP o VT): significa precaución
  • Rojo (menos del 50% de MMP) significa alerta médica

En resumen: si conoce la situación de sus bronquios mediante la medida del PF, se sentirá más seguro y controlará mucho mejor su asma.

[maxbutton id=”2″]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe nuestros contenidos sobre asma en tu email.

¡Ya estás suscrito!