La enfermera escolar elaborará el plan de actuación y los cuidados enfermeros en los alumnos con asma, teniendo en cuenta el informe médico, edad del alumno, organización del colegio… tanto en una crisis de asma, como en sus actividades diarias (deportivas o no).

El asma es la principal causa de absentismo escolar. Aunque por momento el asma no se puede curar, si que se puede controlar, de manera que los niños que lo padecen tendrían que realizar con normalidad sus actividades escolares.

El papel de la enfermera escolar

La figura de la enfermera escolar, puede contribuir a satisfacer las necesidades de los alumnos con asma, logrando una escolarización más segura, contribuyendo a:

  1. Ayudar a los niños con asma y sus familiares a controlar mejor el asma
  2. Identificar los niños con asma no controlada
  3. Instruir al personal docente y no docente, así como a estudiantes y familias sobre el asma
  4. Contribuir a mantener el ambiente libre de desencadenantes del asma

1. Ayudar a los alumnos con asma y sus familiares a controlar mejor el asma:

  • Identificar a los estudiantes con asma en los registros del centro educativo.
  • Hablar con los profesores para ayudarles a familiarizarse con las necesidades de los estudiantes que tienen asma.
  • Informar sobre la administración de medicamentos, reducción de los factores desencadenantes, y cómo actuar ante a una crisis de asma.
  • Hacer el seguimiento de la función pulmonar mediante los síntomas y el medidor de flujo máximo entre los escolares.
  • Seguir el plan de acción para cada estudiante con asma que lo precise, manteniendo un fácil acceso al mismo en caso de emergencia.
  • Facilitar el acceso a los medicamentos de emergencia.
  • Dar soporte a la autoadministración cuando sea apropiado.
  • Proporcionar información a padres o tutores y animarles a realizar un correcto seguimiento médico del escolar.
  • Atender las crisis de asma, valorando la función pulmonar mediante el medidor de flujo máximo durante los episodios agudos, tanto para establecer la gravedad, como para evaluar la respuesta a la medicación durante un ataque de asma.
  • Administrar medicación indicada en el plan de tratamiento cuando sea necesario

2. Identificar los niños con asma no controlada

  • Comunicar los episodios agudos a los padres o cuidadores, así como los cambios en el estado de salud de los niños
  • Comunicar sospecha de diagnóstico de asma sin diagnosticar o mal controlado a los padres o tutores y sugerir la derivación a su médico para un diagnóstico adecuado o una actualización de tratamiento.

3. Instruir al personal docente y no docente de los centros educativos, así como a estudiantes y familias sobre el asma:

  • Dentro de la normativa de confidencialidad, comunicar al personal de la escuela, sobre las necesidades individuales de los estudiantes con asma.
  • Educar a docentes y no docentes, sobre el asma y su potencial impacto en la salud de los estudiantes, su seguridad y rendimiento escolar.
  • Proporcionar educación sobre el asma para los estudiantes con asma para ayudarles a mejorar sus habilidades de autocuidado.
  • Colaborar con las organizaciones de padres y profesores para ofrecer programas de educación sobre el asma en la familia y en la escuela.
  • Proporcionar educación sobre el asma a estudiantes para ser de apoyo de los compañeros de clase que tienen asma
  • Mostrar y entrenar, en el buen uso de inhaladores, el reconocimiento de los signos y síntomas de asma aguda y la técnica del evaluación de la función pulmonar con el medidor de flujo máximo.

4. Contribuir a mantener el ambiente saludable y libre de desencadenantes del asma

  • Ayudar a proveer un ambiente seguro y saludable para los estudiantes con asma, incluso fuera por la noche y la programación de la escuela fuera de las instalaciones. Para ello es importante seguir las indicaciones del “decálogo de un colegio saludable para niños y adolescentes con asma” (Respirar-To Breathe).
  • Realizar actividades educativas para prevención y reducción del tabaquismo.

En conclusión, el papel de la enfermera escolar en el niño con asma puede llegar a ser clave para controlar el asma.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe nuestros contenidos sobre asma en tu email.

¡Ya estás suscrito!