El diagnostico del asma en lactantes y preescolares no resulta fácil, de manera que supone un reto en la práctica médica.

Con frecuencia se ven niños que no han sido bien diagnosticados y por lo tanto no reciben el tratamiento adecuado, lo cual se traduce en mal control de sus síntomas.

Es importante, en estos casos, no hacer consultas tan rápidas; sino invertir un tiempo en informar y entrenar a padres y cuidadores del niño, de manera que puedan resolver todas sus dudas sobre la enfermedad y los tratamientos.

Solo con una educación sanitaria adecuada de los padres, se podrá lograr una colaboración en el manejo del asma entrre pacientes y profesionales de la salud. Sin dicho entrenamiento y colaboración, es muy difícil lograr un buen control de la enfermedad. De ahí la importancia de la capacitación de los pacientes con enfermedades crónicas mediante disciplinas como la medicina centrada en el paciente, la toma de decisiones compartida, el counseling, coaching para la salud, medicina participativa, etc.

En este vídeo, realizado por Todobebe.com en EEUU, se muestran algunas claves para sospechar cuando la tos de un niño puede hacer pensar que padece asma y qué pueden hacer para conseguir tener la enfermedad bajo control:

  • Conocer el patrón particular de los síntomas del niño
  • Desarrollar un Plan de Tratamiento en colaboración con el médico
  • Seguir el tratamiento acordado en el Plan
  • Saber cuales son los “síntomas de alarma” que indican que asistencia a urgencias
  • Enseñar al niño, cuando su edad lo permita, a que exprese cuando no se siente bien

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe nuestros contenidos sobre asma en tu email.

¡Ya estás suscrito!