Resultados prometedores

En los últimos años se han desarrollado numerosas aplicaciones de telefonía móvil (Apps) para ayudar a un mejor automanejo del asma y las enfermedades alérgicas, pero su utilidad para pacientes y profesionales de la salud, está aun está pendiente de investigaciones que demuestren su utilidad.

Los estudios realizados hasta la fecha con diferentes herramientas o dispositivos, tales como aplicaciones móviles, sistemas de computación en la nube, mensajes SMS, llamadas telefónicas, sistemas de respuestas automáticas de voz, en su mayoría, carecen de grupos de comparación, con lo cual es difícil extrapolar los resultados en cuanto a la viabilidad, coste-efectividad y seguridad, para la mejora en el auto-manejo de estas enfermedades.

Faltan estudios que proporcionen más evidencias

Mientras que algunos estudios concluyeron que la m-Health puede mejorar el control del asma y la calidad de vida del paciente, otros no han encontrado ventajas importantes en relación con la atención habitual. Un único estudio controlado en rinitis alérgica mostró una mejora de la adherencia al tratamiento entre los pacientes tele-monitorizados, en comparación con los manejados con la atención habitual. Muchas de estas investigaciones también han puesto de manifiesto una serie de limitaciones de la telemedicina, principalmente en relación con la seguridad y la eficiencia de costes.

La mayoría de las aplicaciones actuales están en lengua inglesa, aunque cada vez se van desarrollando más en español. Un ejemplo, es Mi asma, que realiza un cuestionario de control del asma (ACT o Asma control test). Según las respuestas dará una puntuación, la cual se puede valorar al registrarse de manera gratuíta. Si se incluye la región, se podrá además acceder a información sobre el tiempo atmosférico, la temperatura, el nivel de humedad en el ambiente y el nivel de polen. Cada día que pasa, deberá indicar como se encuentra con respecto al asma y la aplicación elabora una gráfica. Con el paso de los días, la aplicación volverá a realizar el test y de esta manera se lleva un seguimiento del control de la enfermedad.

Para concluir, podemos afirmar con las evidencias disponibles en la actualidad, que uso de los teléfonos inteligentes y aplicaciones para mejorar el control del asma y la alergia cambiará radicalmente nuestro abordaje de estas condiciones en el futuro próximo, pero debe ser evaluado y optimizado aún más.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe nuestros contenidos sobre asma en tu email.

¡Ya estás suscrito!